inicio/portada
Acapulco
07 de Diciembre del 2011, 19:39 horas

Salvan neurocirujanos a menor en hospital de Acapulco

José Antonio Rosales Guerrero fue intervenido quirúrgicamente para extraerle un coágulo provocado por malformación congénita

Notimex

ACAPULCO.- Neurocirujanos del Hospital General Regional Número Uno “Vicente Guerrero” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) salvaron a un menor de 12 años, al extraerle un coágulo provocado por malformación congénita.

Los médicos explicaron que se requería de una intervención inmediata o de lo contrario, el niño hubiera muerto
Los médicos explicaron que se requería de una intervención inmediata o de lo contrario, el niño hubiera muerto © Especial

En conferencia de prensa, los neurocirujanos Daniel Álvarez Sandoval y Ulises González Bernal explicaron que el padecimiento fue catalogado de tercer nivel, por lo que requería una intervención inmediata o habría muerto el niño José Antonio Rosales Guerrero.

Expusieron que los síntomas que presentó el menor fueron dolor de cabeza intenso, náuseas, vómito y pérdida del estado de alerta.

Diagnosticaron un hematoma parenquimatoso occipital del lado derecho, es decir, un coágulo que lo dejó al momento en un estado de salud grave, inconsciente y con esperanzas mínimas de vida.

El 10 de octubre de este año fue intervenido el menor, a pesar de que el nosocomio es de segundo nivel, por el tipo de especialidades con que cuenta.

Los neurocirujanos decidieron, previa autorización de IMSS, realizar una cirugía con carácter de urgencia, en la cual extrajeron de forma total el coágulo al infante.

“Dada la urgencia no podíamos esperar a enviar al paciente a tercer nivel, porque se podía morir en Las Cruces o en Chilpancingo”, relató Álvarez Sandoval.

Al respecto, González Bernal explicó que dejaron el hueso del cráneo, levantaron la cubierta del cerebro conocida como duramadre y sacaron el coágulo, operación que duró cinco horas, “pero valió la pena, porque terminó de manera exitosa”.

Por su parte, el delegado del IMSS en la entidad, Humberto Uribe López, señaló que posteriormente el pequeño fue internado en el servicio de Neurocirugía del Hospital Siglo XXI en la Ciudad de México, ingresado en el área de Terapia Intensiva.

Indicó que 20 días después volvió a Acapulco y a los 10 días regresó a su casa, en Chilpancingo.

A menos de dos meses de la cirugía, José Antonio puede catalogarse como un niño normal, incluso puede regresar a sus estudios, siempre con los cuidados adecuados.

Uribe López expuso que este trabajo coordinado de los especialistas merece un reconocimiento especial, porque atendieron un caso de tercer nivel en un hospital de segundo nivel, “y a pesar de las carencias y el riesgo, la operación fue un éxito”.

El paciente acompañado de sus padres, Mario Rosales Rivera y Delia Guerrero Pablo, reconocieron el esfuerzo del personal médico que lo atendió durante dos meses.fin

No hay apoyo, sólo carencias en albergue infantil

® 2011 Novedades de Acapulco, S.A. DE C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal Quiénes somos Directorio Mapa de sitio
  • Powered by interlasa.com