inicio/portada

Acapulco
08 de Octubre del 2012, 07:19 horas

Golpea pobreza a Guerrero y Acapulco

En diez años el estado pasó del tercero al primer lugar en este rubro; el municipio es el de mayor pobreza urbana a nivel nacional

José Juan Delgado Alemán

ACAPULCO.- La pobreza y marginación parecieran eternas en Guerrero porque en un periodo de diez años pasó del tercero al primer lugar nacional de las entidades con mayor rezago social y su municipio emblemático es Cochoapa el Grande; mientras, Acapulco se ha convertido en los últimos años en el municipio con mayor pobreza urbana del país y el tercero en pobreza extrema con 107 mil 048 habitantes en esa condición, según mediciones de pobreza realizadas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) de Guerrero.

En Guerrero actualmente más de 300 mil personas no saben leer ni escribir, más del 70 por ciento de su población padece pobreza patrimonial, es decir no tiene ingresos ni propiedades
En Guerrero actualmente más de 300 mil personas no saben leer ni escribir, más del 70 por ciento de su población padece pobreza patrimonial, es decir no tiene ingresos ni propiedades © Novedades Acapulco

Y es que en la entidad actualmente más de 300 mil personas no saben leer ni escribir, más del 70 por ciento de su población padece pobreza patrimonial, es decir no tiene ingresos ni propiedades.

En el 2008 dos millones 282 mil 300 guerrerenses se encontraban en situación de pobreza, es decir el 68.4 por ciento de su población; dos años después la cifra sólo había podido ser disminuida en un punto porcentual.Para abatir este rezago el gobierno federal por ejemplo en el programa Hábitat, que busca combatir la pobreza urbana, sólo destina 172.1 millones de pesos para 18 municipios de la entidad, 32 de esos millones son para Acapulco; sin embargo, estos criterios presupuestales son considerados como un “absurdo” por parte del gobierno del estado.

Lo anterior porque considera que las reglas de operación de los programas federales sólo benefician a las entidades “ricas” del norte del país y agrandan la brecha del subdesarrollo respecto a estados como Guerrero.

LAS MEDICIONES

En su estudio sobre medición de la pobreza 2010, el Coneval instala en ese estatus a 405 mil 499 acapulqueños, lo que ubica a ese municipio el mayor número de pobres en la entidad, aunque en porcentaje de población Cochoapa el Grande es el primer lugar con el 95.9 por ciento de sus habitantes pobres y el 82 por ciento en pobreza extrema.Acapulco también ocupa el primer lugar en población vulnerable socialmente: 238 mil 435, es decir el 30.4 por ciento de su población, aunque Iguala lo supera en porcentaje con el 34.4 por ciento.

En rezago educativo Acapulco según el estudio tenía 150 mil 999 habitantes y para contrarrestar, tan sólo en Sedesol el gobierno estatal destina 45 millones millones de pesos en becas para niños y adolescentes con alto nivel académico, pero también alta probabilidad de deserción por su grado de marginación; tan solo en Acapulco hay 3 mil 500 becarios.

También en el puerto hay 308 mil 942 personas en carencia por acceso a los servicios de salud y seguridad social; para contrarrestar, el gobierno de Guerrero destina 250 millones de pesos en el programa “Pensión Guerrero”, con un padrón de 40 mil adultos mayores.

También hay 254 mil 46 en carencia por calidad y espacios de vivienda; 289 mil 647 en carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda; 320 mil 979 en carencia por acceso a la alimentación.Datos del INEGI arrojan que en pobreza alimentaria Guerrero pasó en 2005 de tener 3 millones 115 mil 202 habitantes a 3 millones 388 mil 768 personas en esa condición en 2010; el caso de Acapulco es dramático ya que pasó de 717 mil 766 a 785 mil 594 habitantes en pobreza alimentaria en esos cinco años.

El INEGI también menciona que de los 18 mil 800 pobladores en Cochoapa el Grande, el 66.7 de 15 o más años son analfabetas; el 81.3 no terminó la primaria; el 89.9 por ciento de los hogares no tiene drenaje ni sanitario; el 23.4 sin energía eléctrica; 46.4 no tienen agua entubada; 77.6 viven hacinados; el 31.4 tiene pisos de tierra en sus casas. Todos viven en comunidades de menos de 5 mil habitantes y el 95.1 por ciento de sus trabajadores ganan hasta dos salarios mínimos.

TRATO INEQUITATIVO

En entrevista, la secretaria de Desarrollo Social del gobierno de Guerrero, Beatriz Mojica Morga afirmó que el trato que le da el gobierno federal a los estados pobres como Guerrero es injusto, “hay cosas tan absurdas como que el programa Hábitat exista sólo en los municipios grandes, sólo pueden acceder a Hábitat los municipios que rebasan los 50 mil habitantes”, indicó.

Condenó el que la federación para abatir la marginación y la pobreza le exija a los gobiernos de los estados que ponga una cantidad igual a la de ellos, “estamos solicitando un cambio en las reglas de operación, no podemos seguir siendo tratados como lo está Guerrero, poner un peso por un peso es prácticamente imposible, estaríamos hablando por ejemplo de todo el presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Social y más para atender algunas cuantas obras”, indicó.

Pidió sensibilidad para Guerrero a los legisladores federales y al gobierno de Enrique Peña Nieto, “no podemos ser tratados de la misma manera que los del norte porque en la práctica pasa como una zanahoria cuando nos dicen: aquí están tantos pesos pero ponle una cantidad igual cuando no podemos alcanzar esa cantidad igual, entonces esos recursos se van a los estados ricos donde sí tienen recursos propios que les permiten llegar a ellos, entonces eso provoca que nos vayamos rezagando más”.

Además de la inequidad en la distribución de los presupuestos federales, Mojica Morga atribuyó el rezago ancestral en Guerrero a que no ha aumentado la infraestructura social, no se ha mejorado el ingreso y que “no hemos sido lo suficientemente contundentes en el fortalecimiento de las capacidades productivas dentro del estado, del desarrollo humano de la población.

Tenemos que aumentar el nivel educativo, este gobierno lo tiene muy claro, esto ha sido el pendiente social en Guerrero: El tema educativo, el analfabetismo”.Finalmente, la titular de la Sedesol señaló que el actual gobierno estatal aspira a que todas las comunidades mayores a 2 mil habitantes cuenten con los servicios básicos.

DOS PERLAS EN ACAPULCO

La periferia es uno de los sitios emblemáticos que ilustran con claridad el porqué Acapulco ocupa el primer lugar en pobreza urbana y tercero en pobreza extrema en el país. En un recorrido por la zona de las colonias José María Izazaga, Las Torres y Villa de Las Flores, se pudo apreciar la pobreza y marginación igual o peor que en Cochoapa el Grande.Al caminar por una vereda agreste, rocosa y con un rosario de casuchas levantadas con cartón, madera y lámina a la que la gente llama “calle” Nicolás Bravo, Francisco de la Cruz Valle, quien llegó al lugar hace veinte años desde Tlapa lamentó que no tengan pavimentación, alumbrado, drenaje ni agua entubada, “no se ha acercado nadie, a veces se han acercado cuando hay votaciones pero después ya ni vienen”, indicó.

Dentro de su casa se pudieron apreciar cientos de envases de plástico PET que recopila junto con su esposa, tres hijos y una nuera para sobrevivir, ya que trabajan de peones de albañil y el trabajo escasea desde hace meses, “tengo dos cuartos y ahí vivimos las seis personas, comemos aquí en el patio; tengo unas milpitas de maíz para el autoconsumo no pa`venderlo, pa`comer.

Más adelante, Isabel de la Cruz Hernández, quien llegó junto con su esposo hace veinte años desde San Luis Acatlán, señaló que tiene muchos años esperando que le arreglen su calle, les pongan alumbrado y tengan drenaje, “sobrevivimos con poco, ahorita tengo una olla de yerbamora y con eso ya pasamos el día, a veces comemos ejotes, calabacitas, frijolitos, carne no y el huevo menos porque está carísimo”.

Al pasar por el jardín de niños “Felipe Carrillo Puerto”, la maestra Alicia Heredia Tehuitzi pidió que el gobierno construya la barda perimetral, porque la malla ciclónica está cayéndose y hay lugares donde se corre el riesgo de que alguno de los 200 niños inscritos se salga del plantel.Explicó que la mayoría de los infantes son hijos de migrantes indígenas radicados en la zona, “algunos presentan signos de desnutrición porque son de familias de escasos recursos. Hay muchas madres solteras. Le pedimos al gobierno el apoyo para que se encuentre seguro este jardín de niños”, enfatizó.

Emilia Bernal Gutiérrez,  integrante de una familia de diez que viven hacinados en un galerón de madera y lámina de cartón aseguró que en muchos años ninguna autoridad de los tres niveles se ha acercado para ayudarles a mejorar su entorno urbano, mucho menos su economía, “mi esposo es albañil, mi hija le ayuda a una señora a vender. Los ingresos son pocos pero le echamos más agua y sal a la olla de los frijoles, pasamos mucha necesidad, comemos frijoles, arroz y a veces pescado, lentejas.

Le pedimos al gobierno federal y estatal que vengan a darse una vuelta para que vean cuánta necesidad hay, que den más trabajo y haya más oportunidad”.

Al pasar por la calle Acapulco de la colonia Las Torres, Matilde Arellanes Sánchez, reseñó las mismas necesidades que los de la Izazaga; cortando leña junto son su papá manifestó que en su calle “hay luz pero sólo en las puertas de las casas”. Añadió que el único ingreso que tiene son 100 pesos cada vez de los tres días que acude a hacer el aseo a las casas de gente pudiente de la colonia Emiliano Zapata.En la colonia Villa de las Flores, Maricela Estévez Reyes dijo que cuando llueve “no podemos ir ni al mercado, ni las camionetas ni los carros pueden pasar, sin luz, no tenemos poste cerca para tener luz”.

Al otro lado del municipio, en la colonia Lomas de Mozimba la necesidad también se respira; cuatro calles que albergan a unas 200 familias se encuentran sin urbanizar.

En el andador Francisco I Madero, Alicia Sánchez Chássari quien vive sola y sobrevive vendiendo “chácharas”, expresó que las principales necesidades son el drenaje, la pavimentación y las tomas de agua domiciliarias, ya que el suministro es a través de mangueras.

“Ya llevamos casi 20 años así. Tampoco tenemos alumbrado, ahora que metieron el nuevo cableado nos dejaron a obscuras y con esta inseguridad que estamos viviendo y a obscuras se imagina la gente que nos tenemos que ir a trabajar, los niños que se van a la secundaria corren peligro, de hecho ya han habido asaltos, manoseo a las niñas”, detalló.

En el andador Juan R Escudero, José Guadalupe Rogel González dijo: “Llevo ocho años viviendo en esta colonia y se han acercado varios políticos que cuando andan en campaña prometen las perlas de la Vírgen y nomás nada, vino un tal De los Santos y el recurso que aquí habían mandado se lo llevó hace cuatro meses para la María de la O, allá fue a pavimentar, todo se sabe él fue regidor y quiso ser diputado”.

Por su parte, María Isabel Aquino Álvarez, vecina del andador Las Rocas pidió al gobierno su ayuda porque “hay mucho zancudo por la basura y que se acumula agua, le pedimos al gobernador que eche un vistazo para acá y nos ayude con la calle”.fin



sondeo ver mas

busyCargando Encuesta...
AYOTZINAPA


® 2011 Novedades de Acapulco, S.A. DE C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal Quiénes somos Directorio Mapa de sitio
  • Powered by interlasa.com